El Ministerio de Sanidad ha puesto sobre la mesa el fin de las guardias de 24 horas:

Captura 1024x336 - La ministra de Sanidad está dispuesta a poner fin a las guardias de 24 horas

MUD cree que el sistema actual de guardias debe ser reformado por varias razones:

  • El médico no está “a la expectativa de trabajo” como está estipulado, está trabajando durante la guardia. Esta expresión hace que las horas de guardia se remuneren por debajo de las ordinarias pues se considera que es una jornada complementaria, no extraordinaria. Tampoco es de recibo que un tercio del sueldo del médico responda a estas jornadas de atención continuada según revela un estudio de CESM. 

 

  • El máximo de horas extraordinarias anuales por ley es de 80. Sin embargo, “hecha la ley, hecha la trampa”, y dicha “expectativa de trabajo” hace que esas horas extras no figuren como tal. Así la mayoría de los médicos hace unas 4 o 5 guardias al mes que ya superan con creces el número de horas extras permitidas en un año.

 

  • Además, todo este trabajo extraordinario no contabiliza como tiempo trabajado de cara a  la jubilación. Los médicos hacen 6 años más de media que el resto de profesiones por las guardias.

 

  • La salud del profesional se deteriora por la sobrecarga laboral a la par que se deterioran sus facultades para ofrecer una atención de calidad. Diversos estudios muestran que se cometen más errores en los turnos de 24 horas.

 

Por todo ello, abogamos por que las guardias se remuneren como jornadas extraordinarias y no complementarias, y contabilicen para la jubilación. Sostenemos que la eliminación de las guardias de 24 horas no debe de ninguna forma repercutir negativamente en los ya de por sí exiguos salarios de los profesionales. Además, creemos que entre la guardia y la jornada ordinaria debería mediar un día de descanso. En definitiva, MUD apoya cualquier mejora de las condiciones laborales de los médicos pero insiste en la necesidad de aprobar un Estatuto del Médico que dignifique a la profesión.