La Administración argumenta que la falta de médicos, sobre todo en medicina familiar y comunitaria, se debe a que no hay suficientes plazas MIR. Sin embargo, las plazas desiertas en las convocatorias de cada año desmienten este relato. Médicos Unidos por sus Derechos señala que las razones reales del déficit de profesionales son las condiciones laborales que ni atraen ni mantienen a los médicos en la sanidad pública. Samuel García Rubio, portavoz de MUD, desmonta la teoría de las plazas MIR y apunta a la causa real: