Orense es una provincia más que sufre un tremendo déficit de profesionales. Algunos de ellos denuncian que han tenido que trabajar hasta 300 horas semanales para garantizar la asistencia. Desde MUD insistimos en que la falta de médicos irá a peor y que la única solución pasa por ofrecer condiciones atractivas. El portavoz de MUD lo explica.